Nuevo revés para el Banco Provincia en materia "phishing": se impusieron punitivos a favor de la víctima por un millón de pesos

Nuevo revés para el Banco Provincia en materia "phishing": se impusieron punitivos a favor de la víctima por un millón de pesos

21/06/2023


 

Tal como han dado cuenta diferentes medios los ciberataques no cesan, lo que obliga según los expertos a las diversas entidades a realizar inversiones millonarias en seguridad informática; en el mientras tanto ha sido la Justicia quien mediante sus sentencias trata que las entidades modifiquen su conducta. El día 14 de junio, el Dr. Vicente Atela Titular del Juzgado Civil y Comercial Nro. 2 de la Plata, dictó sentencia a favor de una víctima de “phisihing”; los ciberdelincuentes tomaron en su nombre un crédito por la suma de $ 450.000, un adelanto de haberes y vaciaron su cuenta, sumas que transfirieron inmediatamente a varias cuentas ubicadas en localidades de la Provincia de Córdoba. La entidad bancaria luego de rechazar sus reclamos la incluyó en el listado de morosos del BCRA, pese a que contaba con una medida cautelar a su favor confirmada por la Cámara. Así las cosas, luego de un proceso judicial en que se ventilaron las posiciones de ambas partes, el Magistrado en duros términos concluyó: “Esa seguridad debe ser brindada por el banco ya que es quien diseña, ofrece y controla la plataforma informática que operan sus clientes, así como debe asegurarse que no existan situaciones de hackeos o defraudaciones o de vulnerabilidad de sus clientes….” y refiriéndose a su responsabilidad agregó: “…La responsabilidad del banco en el uso de plataformas informáticas resulta una responsabilidad del tipo objetiva, por el riesgo creado que se genera en el uso de la tecnología, máxime cuando la plataforma es diseñada, generada, operada y controlada por la entidad bancaria…el Banco de la Provincia de Buenos Aires ha incumplido con su deber de seguridad en sus operaciones electrónicas bancarias, y debe ser responsabilizado por la exposición a que ha sido sometido al accionante usuario de servicio bancario…”. Más adelante, refiriéndose específicamente a la aplicación de daños punitivos en base al trato que la entidad bancaria le dispensó a la víctima agregó:  “…En el presente caso y la prueba que ha sido incorporada, se observa que el banco demandado se desentiende del reclamo del cliente consumidor para en todo momento achacarle su responsabilidad en haber facilitado sus claves y operaciones en cajero automático, y desentenderse del trato que le ha rendido al cliente, como además no hacerse cargo del sistema informático que impone su uso y que el mismo posee falencias de seguridad informática….Asimismo observo en el demandado un trato degradante hacia el consumidor, ya que en vez de auxiliarlo o colaborar en la solución de los problemas que le planteaban ante la defraudación, ninguna respuesta colaborativa o que lo solucione era ofrecida.- Es más continuó reclamando el pago de la deuda no contraída, así como se encargó de comunicar al Banco Central de la República Argentina que resultaba un deudor moroso…Por todo ello, las particularidades del caso y su potencialidad de casos del mismo sentido que puedan ocurrir, sumado al trato disfuncional y degradante que recibió el cliente del banco en la solución del caso, en consideración a la función disuasiva que tiene el daño punitivo en materia del consumidor, estimo el reclamo de daño punitivo en la suma de $ 1.000.000- (pesos un millón)”.Al ser consultado el abogado de la víctima, manifestó: Es un fallo dictado por un Magistrado que ha sido Decano de la Facultad de Derecho, que reviste objetividad y fundamentación, demostrando un gran estudio en materia ciberestafas, pero por sobre todo recepta los sufrimientos padecidos por la víctima.